Más de un millón de personas ha firmado ya contra la Ley Celaá: una ardua lucha por la libertad

La Ley Celáa, el proyecto de Ley de Educación (Lomloe) que tramita el Gobierno de Sánchez e Iglesias, se está encontrando con una masiva movilización por parte de las familias, los profesores y los propios centros concertados ante el ataque ideológico sin precedentes y gran escala que propiciaría el cierre de numerosos colegios y el fin efectivo de este modelo educativo.

Más de un millón de personas ha firmado ya el manifiesto contra la Ley Celaá de la plataforma Más Plurales, que engloba a profesionales, colegios y familias, y la recogida de firmas sigue avanzando mientras se van desarrollando otra serie de iniciativas como concentraciones para frenar una ley que pretende acabar con los colegios concertados, la educación diferenciada y la especial, así como prácticamente dejar sin efecto la asignatura de Religión.

Este es el momento de luchar por la libertad de las familias, una lucha que va más allá del Parlamento y que depende de los padres, los profesores y todos los españoles que defienden la libertad educativa y el derecho a educar a los hijos según los valores de la familia.

“Cuando la ministra Celaá afirmaba hace unos meses que los hijos no son de sus padres, sabía lo que decía. Anunciaba lo que estaba por venir. Si los hijos no son de los padres, ¿de quién son? La pregunta encuentra su respuesta en la LOMLOE o Ley Celaá”, explican desde Más Plurales.

De hecho, esta ley deja de manifiesto –agregan- “que por primera vez en la historia de la democracia Celaá ha excluido a la comunidad educativa de la tramitación de la nueva Ley educativa. Y tiene sentido. Porque en ella no hay lugar para las familias. Será el Estado, y no tú, quien decida la educación que han de recibir tus hijos. Tampoco hay espacio para la enseñanza concertada. Miles de colegios cerrarán en los próximos años. Ni para la asignatura de religión, que vuelve ser postergada. Ni, por supuesto, para la educación especial, la cual, pese al clamor de los padres afectados, también desaparecerá”.

De este modo, la ley Celaá “supone, en definitiva, la imposición de un modelo de educación único, estatal y laico que pondrá fin a la pluralidad educativa actual”. De ahí la importancia de la movilización y de mostrar al Gobierno que en frente tiene un bloque con millones de españoles que no darán un paso atrás en la defensa de sus derechos. Y la recogida de firmas muestra esa capacidad de movilización. (Si aún no ha firmado puede hacerlo AQUÍ).

¿Qué pretende conseguir la Ley Celaá? Desde Más Plurales ofrecen este decálogo sobre los puntos en los que el Gobierno quiere coartar la libertad. Son los siguientes:

1. La LOMLOE supone volver a imponer una ley partidista e ideológica, sin visión de Estado y sin atender el clamor ciudadano y de la comunidad educativa por la estabilidad y a favor de un Pacto de Estado por la Educación.

2. La LOMLOE pretende eliminar la demanda social como elemento a tener en cuenta en la programación de puestos escolares. Es decir, que la Administración ni siquiera debe valorar la elección de las familias, de todos nosotros, los ciudadanos, para establecer las vacantes.

La eliminación de la demanda social supone un paso más a la planificación unilateral de la Administración, el cierre de unidades concertadas con demanda en beneficio de públicas vacías o la consideración de subsidiaria de los centros concertados.

3. La LOMLOE se inventa un “derecho a la educación pública”. El único derecho existente es el “derecho a la educación”, y el mismo se garantiza mediante plazas suficientes en los centros sostenidos con fondos públicos, también, por tanto, en los de iniciativa social o concertados.

4. Vuelve a postergar la enseñanza de la religión: sin alternativas y sin efectos en la evaluación. Uno de los objetivos tradicionales de los gobiernos de izquierda es su opción por el laicismo activo, como ideario de la educación, y con esta Ley lo quieren aplicar incluso en los centros que no son de su titularidad.

5. Se crea una nueva asignatura de Educación en valores cívicos y éticos. Otra “Educación para la ciudadanía” no basada en valores consensuados y compartidos, sino como instrumento de adoctrinamiento.

6. La LOMLOE abre la puerta a la inclusión de un representante del Ayuntamiento en el Consejo Escolar de todos los centros. Esta medida, además de innecesaria e injustificada, supone una interferencia en el ideario y proyecto educativo de los centros y la creación de un “comisario político”.

7. La LOMLOE insiste sospechosamente en los derechos de la infancia, que nadie cuestiona. Intuimos nuevo ataque a las familias, que incluye el olvido de que el garante principal de los mismos son los padres mediante la institución de la patria potestad, no el Estado. Es inevitable que al ver esta insistencia en los derechos de la infancia, la pongamos en consonancia con la desafortunada reflexión de la Ministra Celaá, de que “los hijos no pertenecen a los padres”. Igual cabría preguntarle si en su opinión ¿pertenecen al Estado, tal vez?

8. Surge la posibilidad de distribución del alumnado por la administración para evitar segregación educativa. Hay quien opina que es una garantía de igualdad. ¿No es más igualdad que la familia elija el que crea el mejor centro para su hijo, en lugar de hacerlo la Administración?

9. La LOMLOE insiste, como las leyes anteriores, en la ausencia de autonomía de los centros. En realidad, hace hincapié en la desconfianza, la centralización, el intervencionismo, las injerencias… sin margen para los centros.

10. Junto a las declaraciones del Ministerio, parece que la LOMLOE cuestiona la supervivencia de los centros específicos de educación especial. Inclusión, Sí… Especial, también. Otro límite a la Libertad de Enseñanza.

¿Qué piden las familias, los profesores y los centros? En su manifiesto esta plataforma detalla las necesidades reales, y no las inventadas e impuestas por el Gobierno, de los colegios y los padres. Esto es lo que demandan:

1. La escuela más adecuada.

La sociedad española es diversa y democrática. Fundamenta su convivencia sobre los valores de la tolerancia y la participación. Por ello, la escuela más adecuada para una sociedad como la nuestra debe ser una escuela también plural, gratuita y universal. Esto sólo es posible si hay una diversidad de escuelas con proyectos educativos y pedagógicos propios y autonomía de los centros para dotarse de ellos y ponerlos en práctica.

2. Modelo plural, heterogéneo e inclusivo.

La enseñanza concertada posibilita un modelo plural, heterogéneo e inclusivo. Deseamos una educación pública plural y de calidad, pero eso no se logra legislando contra la enseñanza concertada y su diversidad de proyectos. La hostilidad que manifiesta la LOMLOE hacia la enseñanza concertada crea un escenario de desigualdad de oportunidades para las familias que desean una enseñanza plural asequible a todos.

3. Pública, concertada y privada.

Defendemos la pacífica y armónica convivencia de las tres redes: pública, privada concertada y privada. No aceptamos que la LOMLOE permita a las autoridades educativas imponer la distribución del alumnado basada en la planificación arbitraria de la Administración por encima de necesidades reales de escolarización manifestadas por las familias.

4. Financiación adecuada de centros públicos y concertados.

El Estado tiene igualmente la obligación de financiar adecuadamente los centros educativos públicos y concertados para garantizar la gratuidad real de ambos. Y esta financiación, respetando la naturaleza e idiosincrasia de cada red de centros, debe cubrir sus necesidades materiales y sus recursos humanos en igualdad de condiciones, pues ambas redes deben prestar un servicio educativo de igual calidad al alcance de todos.

5. Control político: Agresión a la libertad de conciencia.

A través del control político de la educación, estamos asistiendo también a una agresión a la libertad de conciencia en favor de la imposición de una ideología laicista impropia de un Estado no confesional. La asignatura de Religión, que se cursa con absoluta normalidad en casi todos los países europeos, es una opción mayoritaria de las familias españolas que la eligen libre y voluntariamente cada año y cuya voluntad debe ser respetada.

6. Desaparición de centros de educación especial en contra de las familias.

La intrusión en la LOMLOE de un concepto de inclusión radical conduce a los actuales centros de educación especial a su desaparición a pesar de contar con un alto grado de satisfacción de las familias que escolarizan allí a sus hijos. Pedimos al Gobierno una dotación suficiente de recursos para atender a los alumnos con discapacidad en los centros ordinarios y en los colegios de educación especial.

7. Libertad de elección de centro.

La pluralidad educativa, la libertad de elección de centro y la formación en los valores éticos, filosóficos o religiosos contribuyen a un mejor rendimiento y desarrollo integral de la persona. La identificación de las familias con el proyecto educativo elegido favorece una mayor implicación en la educación de sus hijos, y las evidencias demuestran que una mayor implicación familiar está relacionada con un mejor rendimiento escolar, especialmente de los más desfavorecidos.

8. Mejoras reales para el personal de los centros.

Mejoras reales para el personal docente y no docente de los centros. La LOMLOE abandona a los profesionales de la concertada y de educación especial al no introducir ni una sola mejora que permita equiparar y mejorar sus condiciones. La nueva ley de educación debe garantizar que se aporte financiación suficiente para mejorar las condiciones laborales, retribuciones y jornada de los docentes, personal de administración y servicios y personal complementario de todos los centros de la red concertada y de educación especial.

Fuente: https://www.religionenlibertad.com

Halloween: la fiesta del anti-santo

Por su interés reproducimos aquí el artículo de ADELANTE LA FE

halloween-950x394

por Germán Mazuelo-Leytón

Sin duda alguna, una mayoría del público identifica la celebración del Halloween, con la noche del 31 de octubre -cuando los niños principalmente en los Estados Unidos- salen a las calles disfrazados de vampiros, brujas, muertos, demonios, de Harry Potter, de superhéroes etc., portando calabazas, sapos, búhos, murciélagos y otros.

Los sacerdotes expertos en el tema, hacen notar cómo en los disfraces se advierte una insistencia del mercado en hacer ver a las mujeres vestidas como prostitutas. Disfraces horripilantes porque el demonio es la fealdad, y como en el pecado de origen, quieren ocultarse de Dios. La cultura de la distorsión moral que explota todas las celebraciones, incluyendo la Navidad, que explota el impudor de una moral social decadente, y que se va permeando.

Pero una mayoría del público también dirá con toda seguridad, que todo eso es algo divertido e inofensivo sin ningún efecto negativo para quienes se hacen parte de dicha celebración, es como decían los romanos: Al pueblo pan y circo.

Halloween que se verifica en un contexto deformado, un contexto neopagano, ya que en su etimología Halloween de acuerdo a la Enciclopedia Británica significa: 1) en tiempos medievales, All Hallows Eve, la fiesta sagrada o santa que se observaba el 31 de octubre, víspera del Día de Todos los Santos, y, 2) en tiempos modernos: la ocasión para hacer maldades y para que los niños pidan golosinas a cambio de no hacer destrozos contra sus vecinos.

Una Víspera de Todos los Santos deformada, corrompida, ya que con el correr del tiempo, las costumbres paganas la influenciaron, y gradualmente ésta transitó de celebración católica a fiesta secular. Como parte del resurgimiento de las ciencias ocultas, se observa la tendencia en muchos a retornar al paganismo. Hoy vivimos una invasión pagana que responde a una peligrosa fascinación por lo oculto.

Las siempre presentes prácticas ocultistas son ahora revitalizadas y propagadas por el New Age, pues sirven a su fin, ya que éstas –falsamente espirituales- no conducen al Reino de Dios, sino al reino del mal.

Así como en los países hispanoamericanos observamos un resurgimiento de los ritos y costumbres ancestrales indígenas, como parte de una ofensiva de resurgimiento autóctono, que tiene como objetivo socavar los cimientos de la Iglesia en estos países, partiendo de un concepto indigenista muy bien calculado,[1] junto al mismo, una influencia neopagana viene también arremetiendo proveniente del New Age o Era de Acuario.

Cuando estuve en Bogotá en octubre 2012, me sorprendió que en las calles de un país otrora tan prestigiosamente católico, cientos de jóvenes se desplazaban disfrazados ad hoc para celebrar Halloween en el contexto deformado como se conoce a esta fiesta hoy en día, y, me alegró que en una parroquia cercana a la Universidad Central de Bogotá, organizaban una fiesta de Todos los Santos para los niños, que son los primeros a quienes quieren atrapar las fuerzas anticristianas para meterlos al embudo de Halloween. Cuando le dije a un párroco que era maravilloso que contrarrestaran la perniciosa celebración del Halloween, éste me respondió: no es para combatir el Halloween. ¿Entones para qué?

Pero, para quien trata de vivir las exigencias del Evangelio, es decir para un cristiano, es triste ver que esta corriente abyecta se haya mimetizado incluso en parroquias y escuelas católicas, y es motivo de confusión y dolor, que haya incluso sacerdotes que la justifiquen, y hasta la defiendan.

La penetración nuevaerista es tan evidente, que hasta librerías y editoriales católicas imprimen y difunden libros para los alumnos de sus colegios, como la editorial marista Edelvives, que editó una línea de libros de primaria denominada SuperPixePolis con la que impregna todos o casi todos sus libros en clave de fantasía infantil, con temas de brujería, magia, Halloween, etc. Es ciertamente grave que se presente a los niños, aunque sea en clave positiva, el mundo de las ciencias ocultas. Y no solamente son los maristas, sino que también múltiples editoriales católicas. Basta utilizar el buscador para encontrar catálogos similares de publicaciones de otras editoriales católicas de España.

Sin embargo, Halloween es una fiesta que intenta burlarse del nacimiento de Cristo, porque es el nacimiento de Satanás, los brujos lo celebran así. Para la noche de Halloween se roban hostias -miren cómo el demonio sabe que Cristo está ahí, y nosotros ni creemos- el demonio sabe que está Cristo en la Eucaristía, hace robar hostias, a sus brujos, a la gente que le habla en la cabeza, a los posesos, y otras, le hace robar y a gente que colabora con eso porque le dan dinero. ¿Que hacen con la hostia robada el 31 en la noche, en la noche de Halloween?, la orinan, hacen sus excrementos arriba, van pasando uno al lado del otro, hacen sus necesidades, las mujeres echan menstruación, se cortan y echan sangre, y con todo eso hacen un líquido, con ese líquido invocando a Satanás esparcen sobre todos los presentes como si fuera agua bendita, burlándose de la Eucaristía, es lo más asqueroso, pero es así.

Todo aquel que participa directa o indirectamente de una fiesta de Halloween porque se viste como tal, porque lo festeja, sepan que están participando de la fiesta satánica más grande que jamás tuvo él en su historia, y es la oposición del nacimiento de Jesús en Belén, es lo opuesto, y lo hacen justo ese día porque al otro día es día de Todos los Santos, y él se presenta como el anti-santo de todo, es la burla de los santos.

Entonces tengan cuidado con decir: es una cosa inocente. Es inocente pero estamos adhiriendo directa o indirectamente a su festejo. Cada uno verá qué va a responder de su fe, no puede ser que la fe de un católico llegue hasta festejar la fiesta de Satanás.[2]

Germán Mazuelo-Leytón


 

[1] SALGADO, MANUEL. F., Los regalos de la Era de Acuario.

[2] SPAHN, P. CARLOS, exorcista.

10 ventajas de ser educado y tener buenos modales: nos ayuda a varios niveles y también evangeliza

En los libros de la Biblia no hay muchas enseñanzas acerca de la necesidad de ser cortés, educado y tener buenos modales, mientras que sí se insiste una y otra vez en los deberes de la hospitalidad y la acogida o los de la amistad y la lealtad. Quizá es porque se escribió en una cultura jerarquizada en la que la importancia de respetar protocolos (por ejemplo, el respeto a los ancianos y padres de familia) se daba por supuesto.

El libro bíblico que más insiste en la importancia de los buenos modales y la buena educación en el Libro de Sirácida o Eclesiástico, aproximadamente del año 200 a.C.. Es lógico, porque tiene la estructura de un padre que da buenos consejos a su hijo. En el siglo XVI Lutero dejó este libro tan edificante fuera de las Biblias protestantes, así que los cristianos protestantes que buscan citas sobre buenos modales y educación tienen pocos versículos donde escoger. Suelen llegar a estos 4:

1 Corintios 10:27-30: “Si algún incrédulo os invita y queréis ir, comed de todo lo que se os ponga delante sin preguntar nada por motivos de conciencia”.

San Pablo anima aquí a los cristianos a comer todo tipo de alimentos, sin temor a normas rituales judías sobre alimentos puros o impuros: miles de misioneros en países con dietas exóticas y extrañas se han recitado este versículo para ser buenos invitados y comer lo que les ponen sus anfitriones sin remilgos.

1 Corintios 13:5: “El amor no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido”.

Dentro del himno a la caridad o al amor, San Pablo parece referirse aquí a la paciencia y los buenos modales, aunque el concepto de decoro podría implicar otros temas. No insiste en la cortesía y la etiqueta, sin embargo.

Colosenses 4:5-6: “Andad sabiamente para con los de afuera, aprovechando bien el tiempo”. Es un consejo de prudencia general de San Pablo, que no necesariamente se limita a los modales o etiqueta.

2 Tesalonicenses 3:710: “Debéis seguir nuestro ejemplo, porque no obramos de manera indisciplinada entre vosotros”. De nuevo, un consejo sobre no obrar de forma alborotada.

El libro de Sirácida sobre la buena educación

Vemos que es mucho más elocuente leer lo que dice el Libro de Sirácida (o “Jesús hijo de Sira”) sobre los modales, en su capítulos 21 y 22, por ejemplo:

-El necio, cuando ríe, lo hace a carcajadas, mas el hombre sensato apenas si sonríe.
-Adorno de oro es la educación para el sensato, como un brazalete en su brazo derecho.
-El pie del necio entra rápido en la casa, el hombre experimentado se presenta con modestia.
-Desde la puerta el insensato fisga el interior, el hombre bien educado queda afuera.
-Es falta de educación escuchar a la puerta, tal descortesía indigna al sensato.
-Los labios de los habladores repiten las palabras ajenas, mas las palabras de los prudentes se pesan en balanza.
-En la boca de los necios está su corazón, pero el corazón de los sabios es su boca.
-Cuando el impío maldice a Satanás, a sí mismo se maldice.
-El murmurador mancha su propia alma, y es detestado por el vecindario.
-Es vergüenza para un padre engendrar un hijo mal educado; pero si es la hija, ha nacido para arruinarlo.
-La hija prudente un tesoro es para su marido, la desvergonzada es la tristeza de su progenitor.
-La hija insolente es la vergüenza del padre y del marido, y por los dos es despreciada.
-Que la sabiduría se da a conocer en la palabra, y la educación en los discursos de la lengua.
-A la verdad no contradigas, mas ruborízate de no estar educado.

Los buenos modales se aprenden, sobre todo, en la infancia y adolescencia, y aportan ventajas y beneficios ya desde esa edad. Conchita Requero y Alex J. Packer, educador y psicólogo, señalan en la revista Hacer Familia 10 ventajas inmediatas de los buenos modales.

Las ventajas de ser educado y tener buenos modales

1. Los buenos modales tranquilizan a la gente. La gente tranquila aceptará más fácilmente lo que les pidas.

2. Los buenos modales impresionan a la gente. La gente impresionada por tu buen comportamiento tiende a tratarte con más respeto.

3. Los buenos modales ayudan a construir tu autoestima. Los jóvenes con autoestima consiguen lo que quieren en la vida más fácilmente.

4. Los buenos modales son atractivos. Los chicos y chicas que saben estar suelen tener los amigos y las relaciones que quieren.

5. Los buenos modales hacen la vida más fácil, permiten que la gente viva y trabaje con los demás sin fricciones innecesarias. Esto hace que tu día a día sea más placentero.

6. Los buenos modales te pueden evitar líos. Los jóvenes que saben qué hacer si accidentalmente topan con la persona equivocada tienen menos probabilidades de meterse en líos.

7. Los buenos modales son infrecuentes. Los jóvenes que los reflejan son mejor mirados por los adultos.

8. Los buenos modales te hacen sentirte bien. Puedes llevar la cabeza bien alta sabiendo que haces todo lo que puedes para evitar que la descortesía campe a sus anchas.

9. Los buenos modales hacen que los demás se sientan bien. Puedes llegar a crear un mundo donde las personas se traten unos a otros con cariño, respeto y compasión.

10. Los buenos modales no cuestan. Puedes tener lo mejor, gratis.

Ejemplos de malos modales (algunos muy extendidos)

En España y la mayoría de Occidente se consideran malos modales:

– Usar vocabulario obsceno en alto (aunque en España incluso las clases altas y cultas son muy malhabladas)
– Escupir y eructar.
– Demostrar demasiado afecto al novio/a en público (los países hispanos y mediterráneos son más “físicos” en sus expresiones)
– Fumar demasiado cerca de los demás y echarles el humo encima (en España, con el tabaco prohibido en lugares públicos, se nota más el olor de los que fuman)
– Hurgarse la nariz.
– No decir “por favor” o “gracias” a los dependientes.
– Responder de malas maneras a los padres.
– Burlarse de las personas adultas.
– Ocupar los asientos en lugares públicos y no cedérselos a ancianos, embarazadas u otras personas con necesidades especiales (con muletas o alguna discapacidad).
– Molestar a los niños pequeños.
– Insultar o gritar.
– Enseñar la ropa interior (en países turísticos y cálidos como España y Latinoamérica se muestra mucho más que en otros)
– Poner la música alta en lugares públicos.
– Montar jaleo en el cine y hablar, comentar con bromas o predecir lo que pasará en la película.
– Empujar en las colas.
– Dejar que las puertas se cierren en la cara de las personas que vienen detrás.
– No respetar las diferencias entre las personas. Mostrar desprecio o criticar y a alguien por su condición social, físico.
– Ponerse a conversar con el compañero cuando se realiza un servicio público.
– Escribir en paredes, ascensores, etc.
– Comer con ansiedad en la mesa y dejar el sitio sucio.
– Dejar el baño sucio después de utilizarlo.
– Interrumpir a quien está hablando.

Evitar todas estas cosas ayudan a que la vida sea más cómoda y agradable para los demás.

También para evangelizar

Además, para los cristianos, los buenos modales son necesarios para facilitar la evangelización.  El Papa Francisco ha insistido mucho en animar a los cristianos en usar las palabras  “perdón”, “por favor”, “gracias” y “¿me permite?”

Poca gente dirá que tal o cual catequista o religioso le desagradó o alejó de la Iglesia porque “era demasiado pelagiano” o “tenía tendencias semi-nestorianas”. En cambio, abundarán los que recuerden que “se hurgaba la nariz” y “me interrumpía cuando yo hablaba”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/vida_familia/842336820/10-ventajas-de-ser-educado-y-tener-buenos-modales-nos-ayuda-a-varios-niveles-y-tambien-evangeliza.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=842336820&id_boletin=142386501&cod_suscriptor=445331

Aulas de refuerzo para niños y escuela de padres, Cáritas en el barrio más deprimido de España

Ser niño en La Cañada Real significa no conocer lo que es ir al parque ni pisar un campo de fútbol ni saber cómo se hacen los deberes en una mesa de estudio. Sin embargo, estos pequeños sí que han paladeado el sabor de la pobreza y de los estigmas, explica la periodista Ana del Barrio, del diario El Mundo.

Intentar mantener unos hábitos de estudio entre los escombros, la chatarra y las chabolas puede ser una misión imposible para estos chavales. Por eso, desde hace 7 años, Cáritas ha puesto en marcha unas aulas de refuerzo con el fin de que los escolares de Primaria y de ESO acudiesen por las tardes a clase, pero también a jugar, a merendar y a ducharse si así lo necesitan.

Las aulas, situadas en una antigua fábrica de muebles, se han convertido en un pequeño oasis en medio de La Cañada Real, el mayor núcleo de infraviviendas de España. En este lugar, a escasos 15 kilómetros de Madrid, viven entre 7.000 y 8.000 personas, en su mayoría marroquíes, gitanos rumanos y gitanos españoles.

La zona de intervención de Cáritas Diocesana de Madrid se sitúa en el sector 6, un área de una pobreza extrema, con un camino de tierra sin asfaltar. Allí empezaron a trabajar con los niños de Primaria y la ESO, pero se dieron cuenta de que, al comenzar la enseñanza obligatoria, los críos tenían graves problemas para adaptarse y coger el ritmo de la escuela.

Por este motivo, decidieron comenzar antes con las aulas de refuerzo y arrancar desde los 3 hasta los 6 años, con el fin de que los pequeños adquiriesen cuanto antes hábitos de estudio.

Escuela de familias

A estas aulas infantiles, financiadas por la Fundación Mutua Madrileña, acuden 40 niños durante dos tardes a la semana. En ellas hacen la asamblea, fabrican collages y manualidades, practican psicomotricidad y reciben una buena merienda, por si, más tarde en su casa, no tienen nada que llevarse a la boca.

Los avances se notan enseguida y los críos ya no acuden tan frustrados al cole porque son capaces de coger el ritmo. “Desde los centros educativos nos han dicho que eran niños que antes estaban cohibidos y no participaban y, ahora, se atreven a hablar en clase”, explica Ana Encinas, la educadora infantil.

Para acudir a estas clases es necesario cumplir dos requisitos: que el niño esté escolarizado y que sus padres acudan a la escuela de familias. Los educadores se dieron cuenta enseguida de que la mejor manera de ayudar a los niños era trabajar con los progenitores. Y utilizaron el gancho de los menores para poder ocuparse de toda la familia.

De esta forma, las madres acuden por las mañanas a talleres de alfabetización, costura, cuidado personal y, sobre todo, de habilidades sociales. Algunas madres apenas salen de las chabolas y estos encuentros se han convertido en su válvula de escape, donde también reciben consejos sobre la educación de los chiquillos. “Yo aquí he aprendido a defenderme y a ser asertiva. Antes me callaba y, ahora, he aprendido a no callarme. Hay que decir las cosas”, asegura Abla, una madre que lleva a tres hijos a las aulas de Cáritas.

Otra de las medidas que han tomado en este proyecto, capitaneado por Pablo Choza, es que cada tarde una madre acuda para ejercer de profesora como una manera de empoderar a estas mujeres, algunas de ellas, analfabetas.

Las clases cuentan con bibliotecas y hospitales de cuentos, por si se rompen, y no hay rincones de pensar, sino que se utilizan para la resolución de conflictos. Por ejemplo, si hay una pelea, un niño cuenta lo que ha pasado, el otro da su versión y un tercero hace de mediador con el fin de que hagan las paces.

Las profesoras reciben además la ayuda de dos voluntarios que asisten todas las tardes a entretener a los niños: “Estaba prejubilado y tenía mucho tiempo libre. Empecé hace tres años y, enseguida, me enganché. Es de lo más gratificante. Lo que más necesitan estos niños es cariño”, relata Luis Torres, uno de los voluntarios.

Curiosamente, su labor es fundamental para que los chavales rompan con los roles de género, que están acostumbrados a vivir en sus casas: “Al principio, cuando me veían fregar se me quedaban mirando y flipaban. Está bien a que se acostumbren a que un hombre también puede hacer estas tareas”, continúa Torres.

Encinas, la profesora de Infantil, resume bien lo que significan estas aulas para los niños en claro riesgo de exclusión: “Pretendemos que sueñen lejos y que no se detengan ante las barreras de este lugar. Les queremos dar los derechos que la vida les ha quitado. Es algo esencial para sus existencias”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/421577834/Caritas-pone-en-marcha-aulas-infantiles-de-refuerzo-en-el-barrio-mas-pobre-y-deprimido-de-Espana.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=421577834&id_boletin=280032726&cod_suscriptor=445331

Derechos de los padres en educación

Por Cardenal Antonio Cañizares.

Conviene recordar, una vez más, porque se tiende a olvidarlo, el derecho-deber educativo que tienen los padres. En el cumplimiento de este deber los padres no pueden ser sustituidos por nadie, y nadie puede sustraer tampoco a los padres esta tarea suya primordial: ni los poderes del Estado ni la Iglesia ni nadie. Sobre ellos recae el derecho primario fundamental a educar. Todos somos subsidiarios de ellos.

El derecho y el deber de los padres a la educación de los hijos se debe considerar como esencial, relacionado como está con la transmisión de la vida humana: es, de alguna manera, su prolongación; debe ser considerado también como original y primario respecto al deber educativo de los demás, por la unicidad de la relación de amor que subsiste entre padres e hijos; y, además, este derecho-deber de los padres debe ser considerado como insustituible e inalienable y, por lo mismo y en consecuencia no puede ser totalmente delegado o usurpado por otro.

El reconocimiento de este derecho-deber esencial, original, primario, insustituible e inalienable es reconocido y respetado enteramente en nuestra Constitución Española, y como tal, como fundamental, fue garantizado en el artículo 27, el más discutido previamente a la aprobación del texto constitucional que tenemos. Lo que estaba en juego en aquellos momentos era quién educa, o a quién le corresponde la educación como derecho primario-original y fundamental: ¿al Estado o a la familia?

Si se hubiese optado por el Estado, hubiese correspondido a tal decisión una escuela única, con otros calificativos que se le asignaba a esa escuela única por parte de algunos grupos políticos, tras los cuales estaba la visión de educación que ofrecía el documento o declaración del Colegio de Licenciados y Doctores de Madrid. Tras esa escuela única nos hubiésemos encontrado con un sistema educativo en el fondo dictatorial, de pensamiento único, sin libertad de enseñanza, aunque se hable de ella. No habríamos alcanzado tampoco la democracia. Pero hay que agradecer la intervención decisiva de Don Adolfo Suárez y de su grupo político, que no accedió a la preterición y no reconocimiento, rechazo u olvido del derecho que asiste a los padres, en conformidad con los pactos internacionales sobre derechos humanos suscritos por España que así lo reconocen.

En correspondencia con este derecho, los padres tienen el derecho y el deber de que se imparta a sus hijos en las instituciones educativas una educación religiosa y una formación moral conforme a sus propias convicciones: este derecho no puede ser cancelado ni cercenado por el Estado, ni por ninguna autoridad dentro del Estado, antes bien, debe ser respetado y promovido por él. Es un deber primario, que la familia no puede descuidar o delegar. Los padres son los primeros, pero no los únicos, educadores de sus hijos. Corresponde a ellos, por tanto, ejercer con sentido de responsabilidad la labor educativa en estrecha y vigilante colaboración con los organismos civiles y eclesiales.

La misma dimensión comunitaria, civil y eclesial, del hombre exige y conduce a una acción más amplia y articulada, fruto de la colaboración ordenada de las diversas fuerzas educativas. Éstas son necesarias, aunque cada una puede y debe intervenir con su competencia y su contribución propia. Los padres tienen el derecho a elegir los instrumentos formativos conformes a sus propias convicciones y a buscar los medios que puedan ayudarles mejor en su misión educativa, incluso en el ámbito espiritual y religioso. Las autoridades públicas tienen la obligación de garantizar este derecho.

En este contexto se sitúa el tema de la colaboración entre familia e institución escolar. En esto hay que estar muy atentos y tener un respeto exquisito a la hora de dictar normas o aprobar leyes para la organización escolar y del sistema educativo.

Un aspecto importante a destacar de la educación por parte de los padres, de la familia, es el de la educación sexual. La respuesta que están dando los hechos, la realidad, seguro que no es afirmativa; lo cual indica que nos queda mucho por andar en el terreno de los derechos y deberes que señala la Constitución Española y reclama el ejercicio de derechos y deberes básicos que configuran una sociedad bien y armónicamente vertebrada y en libertad. ¿Podríamos, incluso, estar ante una transgresión de derechos humanos fundamentales, y esto sería muy grave, y reclamaría por ello ser corregido por quienes tienen el deber de hacerlo y de reclamarlo, dado el deber que les asiste de exigirlo por aquellos a quienes corresponde tales derechos que he expuesto en este artículo? Para la defensa y tutela de tales derechos y deberes de los padres en el campo educativo y para la coordinación y colaboración con otras instancias educativas, con sus propios derechos y responsabilidades, es muy importante la existencia de las asociaciones de padres de alumnos, que reclama unidad y colaboración por encima de divisiones y tensiones entre ellas.

Publicado en La Razón el 23 de mayo de 2018.

Sentido común, fe, hacer amigos… las 10 cosas que tus hijos no aprenderán en la universidad

La universidad es uno de los grandes periodos de cambio. La persona se abre al mundo para más tarde lanzarse a por él. Sin embargo, a veces, esta preparación para la vida se puede torcer entre alcohol, drogas y fiestas desenfrenadas. Pasarlo bien no es nada malo, pero sí lo es excederse y pasar de estudiar.

La universidad enseña muchas cosas, pero hay otras que hay que llevar aprendidas de casa. El portal de consejos para padres (en inglés) AllProDad enseña las 10 cosas más importantes que tu hijo no aprenderá en la universidad.

1. Moral y sentido común
Es imperativo para el futuro que los hijos comprendan, por lo menos de forma básica, lo que está bien y lo que está mal. Lo mejor es enseñar esto con el ejemplo. Los hijos necesitan saber que sin honestidad e integridad no tienen nada.

2. Perseverancia y aguante
Una de las cosas más difíciles de enseñar a una persona joven es que el fracaso no es malo. Su limitada experiencia les impide comprender que el éxito puede estar a la vuelta de la esquina, en el siguiente intento. Siempre habrá problemas, y la perseverancia consiste en no arrugarse ante ellos. Hay que enseñar que siempre habrá una luz al final del túnel.

3. La confianza en uno mismo
Todo el mundo tiene inseguridades. Si permitimos que los complejos dominen nuestra vida, perderemos grandes oportunidades. La confianza crece cuando entendemos nuestras limitaciones, y también sabiendo cuales son nuestras capacidades. Incluso las debilidades se pueden convertir en un punto fuerte cuando se las conoce bien. Hay que asegurase de que el hijo desarrolle su autoestima.

4. Gestionar el dinero
La forma más sencilla de enseñar esto es obligarle a entender el valor del dinero. Es bueno que tengan un presupuesto determinado, y obligarles a vivir conforme a él. Si no aprecian el dinero y lo que cuesta ganarlo, acabarán endeudándose rápidamente. Ayuda que hagan tareas de la casa por dinero, por ejemplo.

5. Hacer amistades y mantenerlas
Lo más importante en este sentido es que sean ellos mismos, y que esperen lo mismo de sus amigos. Si uno de los amigos no es aceptado por como es, entonces la amistad no es verdadera. Los amigos son muy diversos, hay que tener una mente abierta para recibirlos y un corazón amable para mantenerlos.

6. Autodisciplina
¿Podrá tu hijo decir no, aunque esté bajo presión? Con el tiempo, cada persona se responsabiliza de sus propios actos, éxitos y fracasos. La autodisciplina determina también el futuro de los hijos. Aunque depende mucho del ejemplo que den los padres.

7. Fe y valentía
La mayoría de las veces, la salida más fácil es la incorrecta. El buen camino suele ser largo, solitario y oscuro. La valentía y la fe ayudan a seguir por ese camino pese al miedo o las dificultades. Enseñarle a un joven el valor de la fe es cada vez más complicado, pero si se consigue, la huella queda para siempre.

8. Generosidad y lealtad
Si quieres que tu hijo se preocupe solo por sí mismo, no hay más que dejarle solo y ver como la cultura moderna le influye. Sin embargo, si se quiere subir el listón, se le debe enseñar lo contrario siempre que se presente la oportunidad. La generosidad es la habilidad para sacrificarse en favor de la felicidad o el beneficio de otro, y la lealtad es la piedra angular de toda relación.

9. Personalidad propia
Si en la historia no hubiera habido personas únicas, con personalidad propia, la humanidad no hubiera salido de las cavernas. Todo el mundo tiene dones especiales que el resto de personas necesitan. Descubrir esos talentos y desarrollarlos es esencial, no solo en lo personal, sino también en lo social.

10. Encontrar y mantener a un esposo o esposa
El respeto es fundamental en esto. Si no hay un respeto mutuo entre marido y mujer, el matrimonio fracasará. Hay que enseñar a los hijo a escoger un compañero de vida adecuado, al que no solo amen, sino respeten. Alguien con el que compartan valores y tiempo. Con unos cimientos sólidos basados en el respeto, serán capaces de capear cualquier tormenta que ocurra durante sus vidas.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/sentido-comun-hacer-amigos-las-cosas-que-tus-hijos-63523.htm

«El rol más importante que tienen los padres es educar a sus hijos», recuerda el cardenal Cipriani

El Cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima y primado Perú, ha hecho una nueva defensa de la familia y de una sociedad en la que los padres puedan tener más tiempo para estar con sus hijos.

“Al empezar el año escolar, es una buena idea el que haya un diálogo serio que termine en algunas normas laborales. Yo prefiero que baje un poco la producción, si es que es verdad, pero que los hijos reciban un mayor cuidado de sus padres. Eso se logra con un poco más de orden y disciplina”, afirmaba en su programa Diálogo de Fe.

“El profesor no es solo un tipo que transmite física, matemática, biología, sociología. No. Ocupan la autoridad moral que tiene un papá. En el aula tienen que enseñar no solamente sus conocimientos; tienen que enseñar respeto, tolerancia, diálogo, orden, limpieza, puntualidad; tiene que generar un modo para educar a esos chicos. Son temas muy sugerentes y muy actuales”.

Tal y como recoge la agencia Ecclesia, el cardenal siguió hablando con respecto a la importancia de destacar a la persona, en lugar del individuo, ya que el segundo es solo un consumidor o productor, no siente nada. “La persona ama, perdona, llora, se cansa, es generosa, es triste; la persona se relaciona. El individuo es simplemente cuánto hay, para comprar o para producir. Evidentemente cuando uno pone a la sociedad en esas islas que es cada individuo entonces predomina simplemente el egoísmo”, explicó.

“Veamos cómo podemos reforzar la familia”
Finalmente, animó que ahora al iniciar este nuevo año escolar es importante reforzar la familia y enseñar a los hijos a ser mejores personas. “Ahora que empiezan los estudios, veamos cómo podemos reforzar a la familia y no estar discutiendo estos temas que no quiero ni mencionarlos por ahora. En lugar de estar enseñándoles a ser mejores personas, empezamos a discutir sobre los géneros y no géneros. Les agradezco a todos, siempre están en mi oración. Por eso los bendigo, los recuerdo y les pido también sus oraciones”.

Sobre la situación del Perú se preguntó: “¿Todavía podemos dialogar en este país? ¿O el diálogo está viciado porque yo voy ya con trampa? El diálogo requiere la verdad. Los grandes protagonistas del diálogo son la verdad, el bien del país, la justicia, la honradez. Estos son los elementos que están encima de la mesa de un diálogo. Y después también hay que poner una cosa, si uno quiere dialogar no seamos permanentemente críticos de destruirnos unos a otros”.

“Tiene que haber un diálogo. Nos une el Perú. Yo recuerdo esta frase: Unidos por la Esperanza. Esa multitud de gente que salía a las calles, no salía por A, B o C; salía por el Perú, salía por su fe, salía alegre. Tenemos que retomar ese camino de no organizar esas crisis, pero tenemos que bajar un poco el tono. Gran parte del país, si se le pregunta, no está en estos temas que hoy día le preocupa a un grupo de políticos. La gente está preocupada con sus hijos, con su familia, con la educación; está preocupada para que el país vuelva a ser un sitio agradable donde puedas vivir y donde puedas ir a rezar a la Iglesia y pedirle a Dios que te ayude”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/rol-mas-importante-que-tienen-los-padres-educar–63003.htm

Educación, ideología de género, relativismo y masonería

Hace unos años, un joven izquierdista me dijo: “De la educación debe encargarse el Estado, porque los padres no saben educar”. Aquello me dejó perplejo, porque creo que el motor de la educación es el amor y desde luego los padres quieren más a sus hijos que el Estado. Además, nuestra Constitución dice: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones” (art. 27.3). Y la Declaración de Derechos Humanos de la ONU dice: “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos” (art. 26.3). Pero, desgraciadamente, hoy estos derechos de los padres son abiertamente violados por las leyes de ideología de género.

Esto sucede porque en casi todos los países occidentales se están imponiendo las leyes acordes con esta ideología. Por ideología entendemos el conjunto de ideas que caracteriza el pensamiento de una persona o grupo. La ideología de género es un pensamiento que intenta subvertir las costumbres, creencias y moralidad de la sociedad. Su base ideológica son las ideologías relativistas, laicistas y marxistas. Quiere establecer la sociedad del hedonismo, pues considera que los seres humanos pueden conseguir la felicidad en la realización de sus propios deseos sexuales sin límite moral, legal e incluso corporal alguno. Ser varón o mujer depende de mi libre decisión personal, no de mi naturaleza biológica. Su moral sexual es la misma que la de la Iglesia católica, pero al revés, por lo que podemos llamarla tranquilamente moral del diablo, siendo además su objetivo final la destrucción del matrimonio de la familia y de la religión, y muy especialmente de la Iglesia católica.

Y es que una persona enraizada en la religión y en la familia es difícilmente manipulable, por lo que, si queremos seducir a las personas con el cebo de la libertad absoluta y de la libre gratificación sexual, tendremos que romper el vínculo moral de la creencia en Dios y el vínculo social que nos apega a la familia.

¿Quiénes están detrás de la ideología de género? En España el lobby LGTBI, todos los partidos políticos con representación en las Cortes, salvo UPN. Y fuera de nuestras fronteras, los poderes que gobiernan el mundo contra el designio de Dios Creador y Redentor, como pueden ser los lobby LGTBI y abortistas, la ONU en muchos de sus organismos, muchos gobiernos europeos y suramericanos, la Unesco, el Parlamento Europeo, fundaciones multimillonarias como Ford, Rockefeller, Bill Gates, George Soros, así como la masonería.

Dos frases de Rodríguez Zapatero explican los fundamentos relativistas. Una, “la libertad os hará verdaderos”, se contrapone a la frase de Jesús: “La Verdad os hará libres” (Jn 8, 32). La otra: “La ley natural es una reliquia ideológica y un vestigio del pasado”. Al no existir Dios no hay verdad objetiva ni pecado, sino que cada uno se construye su propia verdad, y se borran así las diferencias entre verdad y mentira, bien y mal, lícito e ilícito.

Lo que conocemos de la masonería lo conocemos por escritos de antiguos masones, como Maurice Caillet y Serge Abad-Gallardo o por sus propios libros, como los de Osvaldo Wirth. Para él la masonería admite que el hombre no puede llegar a la verdad absoluta, e incluso niega que la verdad pueda ser absoluta. En la masonería, Dios es incognoscible y es el mismo dios bajo nombres diversos, como pueden ser los dioses griegos y el Dios de la Biblia. En cambio, los cristianos creemos que la Verdad nos es accesible en Jesucristo “camino, verdad y vida” (Jn 14,6). Todo esto conduce en el campo moral a una moral contingente y en evolución, donde la autonomía de cada uno es un imperativo fundamental, pues soy yo mismo el que decide lo que está bien y lo que está mal, con lo que se abre la puerta al libertinaje. Como dijo León XIII: “Donde ha tomado el sitio de la moral cristiana, y ha empezado a reinar con más libertad, se ha visto pronto deteriorarse la honradez y la integridad de las costumbres” (encíclica Humanum Genus).

Para terminar, los que profesan estas ideas nos hablan de tolerancia y libertad, pero eso no debe extenderse mucho más de lo que ellos piensan, porque al que opina de manera diversa a la de ellos, le meten unas multas -como lo demuestran las leyes de ideología de género- que significan vaciar la cartera y arruinar al discrepante. Por ello concluyo: ¡Vivan las libertades de opinión y de expresión! amenazadas por estos totalitarios.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/educacion-ideologia-genero-relativismo-masoneria-62832.htm