Próxima manifestación en Murcia: Educación Libre de Ideología

Cita importante por la libertad educativa: el sábado 29 de febrero, a las 17:30 en la Plaza Circular de Murcia, convocada por la plataforma “Por una escuela libre de ideología”, a la que se encuentra adherida nuestra asociación: “Libres para Elegir”.

Se trata de promover un sistema educativo limpio de todo adoctrinamiento ideológico porque la formación moral de los menores es patrimonio de los padres y a éstos corresponde llevarla a cabo desde el ámbito privado y familiar, quedando bajo su exclusiva potestad elegir las herramientas y recursos para ello.

Todas las asociaciones de la sociedad civil están invitadas a formar parte de esta Plataforma, en especial las asociaciones de padres, con las que ya se ha mantenido varios contactos.

La Justicia en Valencia avala la clase de religión de 45 minutos por semana: no la ve insuficiente

En diversas Comunidades Autónomas españolas donde gobiernan los socialistas aliados con otras fuerzas de izquierda radical, los poderes autonómicos han reducido a la mínima expresión la asignatura de Religión Católica (que la ley y los tratados internacionales con la Santa Sede obligan a ofrecer). Es el caso de Valencia donde la asignatura se ha reducido a tan solo 45 minutos por semana. Cuando una asociación de profesores ha protestado, el Tribunal Superior autonómico ha dictaminado que 45 minutos semanales está bien porque no se ha acreditado que sea insuficiente.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha rechazado así un recurso presentado por la Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros Estatales y ha avalado la normativa autonómica que permite que esta asignatura cuente con una sola sesión de 45 minutos semanales.

Según ha adelantado este lunes el Diario Levante-EMV, la asociación de profesores no habría conseguido acreditar que la norma contra la que recurría impida impartir adecuadamente la asignatura de Religión.

La sentencia del TSJCV declara: “no se ha demostrado que en ese tiempo sea imposible desarrollar un programa didáctico coherente y completo de enseñanza de la Religión Católica, por lo que el motivo de impugnación debe ser desestimado”.

TEXTO COMPLETO Y FUENTE EN:

https://www.religionenlibertad.com/espana/388925693/La-Justicia-en-Valencia-avala-la-clase-de-religion-de-45-minutos-por-semana-no-la-ve-insuficiente.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=388925693&id_boletin=677394398&cod_suscriptor=445331

«Nuestros colegios deben facilitar su derecho a educar a sus hijos según sus criterios y valores»

Ante el ataque que el nuevo Gobierno ha realizado contra los padres, asegurando que los hijos no les pertenecen, y también contra la educación concertada, la Fundación Educatio Servanda, que engloba a los colegios Juan Pablo II, ha querido manifestarse al respecto y ha enviado una misiva a los padres que ha decidido hacer pública.

De este modo, esta fundación educativa afirma lo siguiente:

Ante el debate público suscitado en las últimas semanas, en cuyo trasfondo está la libertad de los padres para elegir la educación moral de sus hijos, queremos comunicar a todas nuestras familias lo siguiente:

1.- Estamos plenamente convencidos de que «El derecho-deber educativo de los padres se califica como esencial, relacionado como está con la transmisión de la vida humana; como original y primario, […] por la unicidad de la relación de amor que subsiste entre padres e hijos; como insustituible e inalienable y que, por consiguiente, no puede ser totalmente delegado o usurpado por otros» (S. Juan Pablo II. Exhortación Apostólica Familiaris Consortio).

2.- Esta concepción de la educación, se explicita en el punto 8 del ideario de los centros Juan Pablo II: «Nuestros Colegios nacen con las familias y las tienen como fin. […] la familia es insustituible en la tarea de la educación de los hijos. Así, reconocemos al alumno y su familia como el principal protagonista de la educación, siendo el Colegio subsidiario de este proceso […]. Por tanto, la labor fundamental de nuestros Colegios es ayudar verdaderamente a las familias en la hermosa tarea de la educación de sus hijos».

3.- Por lo tanto, son ustedes, padres o tutores legales de sus hijos, quienes deben decidir en libertad, de manera individual y particular, si sus hijos reciben -o no- determinados contenidos de orden moral. Ningún órgano del sistema de organización escolar puede nunca interponerse en la relación directa entre padres e hijos, por mucho que estén ustedes representados en ellos.

4.- «Aunque los padres necesitan de la escuela para asegurar una instrucción básica de sus hijos, nunca pueden delegar completamente su formación moral» (Papa Francisco. Exhortación Apostólica Postsinodal Amoris Laetitia nº262.). En los colegios de titularidad estatal debe exigirse «garantía de neutralidad ideológica y respeto de las opciones religiosas y morales» (Art. 18 de la LODE). Es por ello que tiene sentido que los padres sean consultados antes de que se impartan a sus hijos contenidos de carácter moral o religioso y así se hace, por ejemplo, con la asignatura de religión. En nuestros colegios, todas las actividades y formaciones deben estar en consonancia con su Ideario Propio, el que ustedes han elegido libremente, por lo que consideramos que no sería estrictamente necesario pedir nuevas autorizaciones.

5.- No obstante, si en algún momento consideran que existe alguna discrepancia entre nuestro ideario y la realidad que viven sus hijos en nuestros centros, les rogamos que nos lo hagan saber. Nuestros colegios deben facilitar siempre su derecho preferente a educar a sus hijos conforme a sus criterios y valores.

Con carácter general, sobre la libertad de educación de las familias, sigue siendo útil remitirles al comunicado que esta institución publicó el 5 de Septiembre de 2018.

Declaración de e-Cristians: La actitud del gobierno de España ante el derecho y el deber de educar de los padres

 

  1. El Gobierno socialista ha arremetido con declaraciones extremas de las ministras de Educación e Igualdad contra los derechos de los padres como educadores, a raíz del llamado pin parental, y también con anterioridad. Este hecho debe animar a las familias y a la sociedad educativa a reflexionar sobre este Gobierno y los retos de la educación hoy.
  2. Hay que ir más allá del pin parental: quien sea realista y esté informado ha de admitir un fracaso educativo colosal en España. Lo sufren cifras altísimas de niños y jóvenes. En todas las mediciones educativas (PISA, etc…) España está a la cola de Europa: abandono escolar, ninis, alumnos de bajo nivel…
  3. Niños y jóvenes están además cada vez más dañados por la pornografía omnipresente, por conductas violentas, por adicciones, bulimia y anorexia, trastornos psicológicos, miedo al compromiso, poca tolerancia a la frustración… Sociólogos y psicólogos hablan de una generación especialmente frágil, quebradiza e inmadura.
  4. Para mejorar no basta dedicar más dinero a la escuela. Polonia, con un menor gasto educativo, ha mejorado sus índices educativos en pocos años y se ha colocado en los mejores puestos, superando incluso a Finlandia. También Portugal ha mejorado sensiblemente con menos recursos. No es tema de dinero: la clave está en la familia.
  5. Ya Aristóteles decía en Ética a Nicómacoque las familias educan mejor que el Estado porque conocen a sus hijos. En los años 80, los estudios sobre capital social de James S. Coleman confirmaban la importancia de la familia. En España, Francisco Javier Elzo estudió los distintos tipos de familia: las que tenían reglas claras de comportamiento lograban mejores resultados escolares. La familia fabrica capital moral.
  6. Hay un marco sobre la relación entre padres, educación y Estado: los Derechos Humanos y la Constitución. La Declaración Universal de Derechos Humanos en su artículo 26.3 establece: «Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que deberá darse a sus hijos». La Constitución Española declara en su artículo 27.3: «Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones». Y en el 27.7 declara: «Los profesores, los padres y, en su caso, los alumnos intervendrán en el control y gestión de todos los centros sostenidos por la Administración con fondos públicos».  El Gobierno no puede negar estos derechos de los padres y las familias. Más aún, debe encontrar los mejores cauces para que se apliquen.
  7. ¿Por qué fracasa tanto la escuela en España? Una razón es que padres y escuelas se mantienen demasiado separados.
  8. La escuela debe instruir en Historia, matemáticas, etc… Pero la escuela pública no puede ofrecer un ideario moral, está obligada a la neutralidad ideológica del Estado. Adoptar una ideología concreta -sea comunista, socialista, de izquierdas o de derechas, o la ideología de género- rompería esa neutralidad.
  9. No se necesita adoctrinar en ideología de género para enseñar a respetar a las personas con sentimientos LGTB, igual que no se necesita adoctrinar en comunismo o socialismo para enseñar a respetar a los obreros. Ni un colectivo ni otro requiere asignaturas ni talleres específicos ni romper la neutralidad ideológica del Estado: basta con enseñar a respetar a todas las personas. Hay que insistir en que la ideología de género no es ciencia, sino una ideología particular, igual que no era ciencia, sino ideología particular la asignatura de «Comunismo Científico» que se enseñaba en las escuelas de dictaduras comunistas. La escuela no debe ser tampoco lugar de experimentación sexual. Son las familias las responsables de la educación sexual y afectiva: ellas conocen a sus hijos, su crecimiento biológico y su madurez. La escuela en todo caso puede colaborar con los padres, no sustituirlos ni mucho menos contradecirlos en temas de valores.
  10. e-Cristians anima a todas lasasociaciones y entidades que valoran la familia a trabajar unidas para cambiar esta situación. e-Cristians también pide al Gobierno, en la persona del presidente Pedro Sánchez, que rectifique, que se centre en mejorar la enseñanza y que ayude a las familias en su labor educadora.

FUENTE: http://e-cristians.cat/declaracion-de-e-cristians-la-actitud-del-gobierno-de-espana-ante-el-derecho-y-el-deber-de-educar-de-los-padres/

CJTM: «El PIN parental es un avance en libertades, pese a ser insuficiente”.

La semana pasada fue noticia que el gobierno regional de Murcia, bajo una coalición formada por PP y C’s, tuvo que aceptar una exigencia de VOX, formación de la que se depende, para la aprobación de los presupuestos autonómicos del próximo ejercicio económico-financiero.

La medida en cuestión consiste en el llamado “PIN parental”. Hablamos de una propuesta electoral de la formación conservadora en materia educativa, a fin de que los padres puedan informar a la dirección del centro donde estudien sus hijos sobre charlas a las que crean que no han de asistir.

Esta propuesta ha sembrado el alboroto más absoluto de todo el establishment progre-socialdemócrata así como de las hordas revolucionarias, tanto en redes sociales como en unos medios de comunicación plenamente dominados por estas.

De hecho, desde el ejecutivo central, no solo se llegó a afirmar que no eran los padres los responsables de sus hijos biológicos, sino el Estado. También llegaron a exigir a las autoridades murcianas la retirada del mismo, en un plazo de un mes, antes de recurrir a la vía judicial.

Por otro lado, en la Comunidad de Madrid, el PP, por medio de su líder (también mandataria autonómica) Isabel Díaz Ayuso, ha considerado que el PIN parental es una medida innecesaria en la región (considera que no se dan casos de adoctrinamiento, pese a impulsar una ley liberticida en 2016).

Ante todo ello, desde el Centro Jurídico Tomás Moro consideran necesario valorar la “polémica” medida considerando que el PIN parental ha de ser considerada como una “medida provisional” que permita a los padres ejercer su derecho a la objeción de conciencia (no solo recogido en el artículo 16.1 del artificio iuspositivista de 1978, sino ante todo concebido como un fundamento de la ley natural).

Concretamente, se considera que son los padres quienes en base a ese rol de autoridad que progresivamente les ha ido despojando el Estado (en pro de la destrucción de las que vienen a ser las últimas células de resistencia frente a totalitarios) han de determinar lo que han de recibir en materia educativa sus hijos.

Los poderes públicos no tienen legitimidad alguna para determinar los contenidos morales, religiosos y de otras disciplinas culturales, científicas o técnicas que han de incorporar los currículos (actualmente se da una situación monopolística en este sentido).

La tarea previamente mencionada ha de corresponder, más bien, a la comunidad educativa, respetando tanto la autonomía de este cuerpo intermedio como, a su vez, del centro educativo de curso de estudios, y de los padres.

Es más, si se considera que el Estado tiene que desempeñar alguna clase de tarea en materia educativa, esta tiene que consistir únicamente en garantizar el acceso a la educación por parte de la población más desfavorecida, sin inmiscuirse en ningún caso en las competencias de las familias y las organizaciones sociales naturales, e intermedias (en base al principio de subsidiariedad).

Con todo ello, se hace un llamamiento a la toma de conciencia sobre una situación que no requiere ninguna actitud conformista, ni pasiva, ni entreguista. No puede existir el “derecho” positivo a la educación, sin respeto absoluto a la libertad de las familias para determinar cómo educar a sus hijos.

FUENTE: https://www.ahorainformacion.es/2020/01/23/cjtm-el-pin-parental-es-un-avance-en-libertades-pese-a-ser-insuficiente/

Un catedrático desmonta con datos toda la campaña del Gobierno para imponer su modelo educativo

España vive un momento en el que la educación diferenciada y también los colegios concertados están en el punto de mira del nuevo Gobierno socialista. Ante esta situación las grandes víctimas pueden ser los niños y las propias familias, que ven recortados sus derechos pero también la calidad de la enseñanza.

Daniel Tirapu, catedrático de Derecho Eclesiástico del Estado explicó en una conferencia en la Universidad de Navarra que “la existencia de modelos educativos distintos en una sociedad plural es indispensable para garantizar una educación de calidad”.

El peligro de apostar por un solo modelo educativo

Este experto de la Universidad de Jaén expuso que en España se quiere apostar por un solo modelo educativo y “el que no lo sigue es considerado un modelo de educación segregadora”. Y destacó que “es necesario un serio pacto de calidad escolar”.

Durante su intervención recordó algunas cuestiones actuales sobre la libertad de enseñanza en España. Entre ellas, hizo hincapié en la Sentencia del Tribunal Constitucional del 10 de abril de 2018, en la que se desestimaba el recurso de inconstitucionalidad presentado por 50 diputados socialistas contra una serie de artículos de la Ley Orgánica de 2019, para la mejora de la calidad educativa LOMCE. Y señaló que, de los temas abordados por esta sentencia, “los de más repercusión mediática han sido: el tratamiento de los centros de educación diferenciada y la enseñanza de religión como asignatura en Educación Primaria y Secundaria”.

Unos datos que conviene conocer bien

De este modo, Tirapu indicó que “las grandes batallas ideológicas y de sumisión social están en el control de la educación” y puso de relieve la importancia del Derecho a la Educación recogido en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (2007),  cuyos puntos principales son tres: el primero, toda persona tiene derecho a la educación y al acceso a la formación profesional y permanente; el segundo, este derecho incluye la facultad de recibir gratuitamente la enseñanza obligatoria; y el tercero, se respetan, de acuerdo con las leyes nacionales que regulen su ejercicio, la libertad de creación de centros docentes dentro del respeto de los principios democráticos, así como el derecho de los padres a garantizar la educación y la enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas.

Para este catedrático, el Derecho a la Educación de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea “cuenta con el equilibrio de tres elementos: la familia, el estado, y la iniciativa social y de las confesiones religiosas”. Asimismo, declaró que la novedad radica en el tercer punto “porque subraya que el derecho es de todos los individuos, pero la elección del modelo educativo corresponde a los padres”.

La facultad de elegir la educación acorde con sus convicciones pedagógicas amplía, a su juicio, la libertad de los padres en su derecho de elección: “A mi entender, supone un claro límite para los Estados a la hora de optar por un único modelo pedagógico. Además, permite abrir posibilidades nuevas y creativas al modelo de escuela tradicional, como instrucción en grupos familiares, a través de Internet o a distancia”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/831894442/Un-catedratico-desmonta-con-datos-toda-la-campana-del-Gobierno-para-imponer-su-modelo-educativo.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=831894442&id_boletin=915499927&cod_suscriptor=445331

Caperucita Roja: homosexualizando a la infancia

Una chica nos da a conocer el siguiente caso:

“Yo, como casi todos los niños vascos, crecí escuchando en Euskera las versiones musicales de los cuentos infantiles, así que el otro día, por nostalgia y también un poco porque no recordaba bien la letra, decidí buscar en Internet la canción del cuento de Caperucita Roja (Txanogorritxu en Euskera).

Al repasar todos los resultados que YouTube me ofrecía, encontré un vídeo que me llamó bastante la atención, ya que era un vídeo representado por un aula o curso de niños pequeños e interpretado por un grupo musical de canciones infantiles en Euskera bastante conocido, por lo que tenía muchas papeletas para ser fiel a la canción que yo buscaba, así que, con toda mi buena intención, entré en dicho vídeo para terminar un tanto horrorizada a la par que sorprendida. No, no era un vídeo que no se correspondiera con su título; por el contrario, era un vídeo que contaba el cuento de Caperucita Roja, pero un tanto adulterado. En dicho vídeo la canción va explicando paso a paso la forma en la que la abuelita de Caperucita estaba enferma y, por ello, la niña debía cruzar el bosque para llevarle una cestita llena exclusivamente con un bizcocho sin gluten. Mientras Caperucita cruza el bosque, se topa con el lobo que la distrae con unas flores con la intención de llegar antes que ella a la casa de la abuelita para, así, poder robarle el bizcocho. Al llegar el lobo a la casa de la abuelita resulta que ésta se había ido de paseo, así que el lobo se pone su pijama y, cuando oye llegar a Caperucita, se mete en la cama para fingir ser la abuelita. Caperucita, al ver al lobo, lo reconoce al instante y comienza a reírse de él y cuando llegan la abuelita y el leñador el lobo se siente muy avergonzado por estar vestido así, después de lo cual los cuatro (lobo incluido) se sientan en la mesa a comer el bizcocho y jugar al mus. Hasta ahí todo bien, simplemente parece un cuento de Caperucita Roja un tanto original, pero la sorpresa está al principio, cuando el cuento se está introduciendo y la canción presenta a la protagonista. Al salir Caperucita, nos muestra a un niño travestido en niña. Podrías pensar que en la clase o curso en la que se ha representado este teatrillo no hay niñas, pero el propio vídeo, más adelante, deja claro que sí las hay. La canción continúa presentándonos a la protagonista con varias frases, entre la que destaca la siguiente: “bi amatxo zituen” que viene a significar literalmente que “tenía dos mamás”, una de ellas representada por una niña y la otra, de nuevo, por un niño travestido.

Y aquí lanzo yo una pregunta al aire para todos aquellos que dicen que el adoctrinamiento en las aulas no existe: si en un vídeo, frente a las cámaras y a miles de personas que, con el tiempo lo irán viendo y pueden juzgarlo tanto positiva, como negativamente, ya nos muestran a unos colegiales representando un cuento que incita a la homesexualización de la infancia ¿Qué no harán en ese colegio los profesores cuando no hay cámaras de por medio?”

Si alguien quiere comprobarlo, y conoce el Euskera, tenéis el vídeo aquí: https://www.youtube.com/watch?v=6ydBr7V1DFA

Tus hijos siempre serán tus hijos

Desde HO insisten, con mucha razón, que hoy, ahora, en este momento, Sánchez y sus socios están adoctrinando a nuestros hijos en las escuelas.

Ya pocos lo niegan, a tal punto se ha llegado: lo reconocen con el mayor descaro del mundo.

Para desgracia de Sánchez, sigues contando con el cariño de tus hijos para no rendirte jamás, y con el PIN Parental para proteger a tus hijos de las garras ideológicas de la inquisición progre.

 

Firma esta campaña para que Casado, Abascal y Arrimadas apoyen de inmediato la implantación del Pin Parental en las comunidades autónomas donde gobiernan.

El Pin Parental será tu mejor aliado para que no consigan colar en la clase de tus hijos ningún contenido ajeno a lo previsto por la Ley Orgánica de Educación, ningún activista usurpador de la función docente, ni ninguna actividad fuera del horario escolar, que tú no conozcas y que no hayas autorizado expresamente.

Por eso odian y quieren censurar a HazteOir.org y la propuesta del PIN Parental… Porque quieren que tus hijos se queden solos en la escuela, sin tu protección, con individuos a sueldo indocumentados, inaccesibles e ilocalizables, para sugerirles todo tipo de pautas de comportamiento y códigos morales ajenos a tu forma de entender la vida.

¿Quieres una prueba del adoctrinamiento del que aún hay políticos, especialmente del PP, que se niegan a reconocer? Mira y comparte el vídeo de una profesora que denuncia adoctrinamiento y tiene que ocultar su identidad por miedo a represalias

 

Pin parental y derechos de los padres para educar en España: los puntos fuertes y los puntos débiles

La Constitución española no recoge lo que decía El ABC del comunismo del soviético Bujarin en 1919, que en su párrafo 79 declaraba “el niño pertenece a la sociedad; […] el derecho de los padres a educar a sus hijos, desde un punto de vista socialista, no tiene fundamento”.

No, la Constitución española dice lo contrario: en su artículo 27.3 reconoce “el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones” (con las de los padres, se entiende).

La legislación y la jurisprudencia española han empezado a tratar estos temas en casos concretos, pero aún queda mucho por hacer, señala el grupo de reflexión Qveremos, una plataforma que defiende “verdad, valor y valores en política”, incluyendo “una educación en libertad, alejada de ideologías”.

A raíz del debate sobre “el pin parental”, que en realidad es un debate sobre el derecho de los padres a que sus hijos reciban cierta formación religiosa y moral (y no la contraria) Qveremos señala cuáles son los puntos fuertes y débiles a favor de los padres.

El contexto español: huir de lo malo yendo a colegios “buenos”

“Desde hace muchos años se han ido introduciendo en los colegios actividades complementarias impartidas por personal no docente que inciden en la formación de aspectos que pueden estar relacionados con las creencias de los padres. Las clases de sexualidad no son fruto de los tiempos actuales, sino que vienen del socialismo de los ochenta. Frente a esto, una parte importante de los disidentes de dicha formación han optado por buscar la elección de centros donde dicha formación no se impartiese o se impartiese de modo suavizado”, explica el análisis de Qveremos. “Se podría decir que muchas familias han apostado, frente a algo que no les gusta, por el “sálvese el que pueda”.

Pero este intento de refugiar a los hijos en colegios “seguros” (concertados, que son un tercio de los colegios en España) en realidad es injusto con muchas familias y niños porque “sólo las élites (sea por medios económicos, sea por nivel de formación o criterio) se sustraen a una formación que consideran nociva”.

Lo que propone Qveremos: “el contenido de la enseñanza debe ser neutral, evitando siempre el adoctrinamiento, y procurando no incidir los contenidos en materias que puedan ser contrarias a las legítimas creencias de los padres”.

¿Qué vemos en las leyes españolas sobre el tema?

La Constitución, en su artículo 27.3, reconoce a los padres como sujetos titulares del derecho a que los hijos reciban una educación acorde a sus creencias.

Qveremos ve que en España “este derecho se ha desarrollado hasta el momento mediante medidas para garantizar asignaturas religiosas, y potenciando mecanismos para facilitar (si bien de forma limitada) la elección de centro. Sin embargo, la legislación no ha llegado a afrontar con seriedad el problema del potencial adoctrinamiento en las escuelas”.

La palabra “adoctrinar” es importante porque hay jurisprudencia: el Tribunal Constitucional, desde una sentencia de 1981 (STC 5/1981), ha declarado que el límite de la libertad docente está en que no llegue a adoctrinar. El Tribunal Constitucional también proscribe el concepto de “ciencia oficial”. Cuando alguien imparte ideología de género en el colegio estaría adoctrinando en esa ideología, y vulneraría el deber de no adoctrinar.

Así, la sentencia STC 5/1981, que tenía como ponente a Francisco Tomás y Valiente (por designación del Partido Socialista; en 1996 sería asesinado por ETA), declaraba:

“La neutralidad ideológica de la enseñanza en los centros escolares PÚBLICOS regulados en la L.O.E.C.E. impone a los docentes que en ellos desempeñan su función una obligación de renuncia a cualquier forma de adoctrinamiento ideológico, que es la única actitud compatible con el respeto a la libertad de las familias que, por decisión libre o forzadas por las circunstancias, no han elegido para sus hijos centros docentes con una orientación ideológica determinada y explícita”.

Además, hay que recordar que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha reconocido un fuerte derecho a la objeción de conciencia de los padres, no ya contra cursos externos de gente externa al colegio (como sería esta charla de transexualidad en un colegio público de Madrid a la que asistió ReL), sino incluso respecto a las materias curriculares que se pretenden impartir a los hijos. El TEDH se pronunció a favor de esta objeción de conciencia en las Sentencias Folgerø contra Noruega, de 29 de junio de 2007 y Zengin contra Turquía, de 9 de octubre de 2007.

“Con mayor razón, si cabe, pueden los padres españoles oponerse a que personas ajenas al profesorado del centro impongan a sus hijos charlas o actividades cuyo propósito no es otro que propagar la agenda ideológica de la izquierda radical”, señala Qveremos.

conmishijosnotemetas

Manifestación en Perú por los derechos de los padres frente a la ideología de género… pero en realidad este derecho contra el adoctrinamiento puede aplicarse a muchas ideologías

¿El pin parental? Sí, pero no es bastante

El pin parental es un mecanismo administrativo para hacer efectivos los derechos de los padres. Un buen invento que no debe ser rechazado, sino acogido en interés de todos. También de las personas de izquierdas que se verían con dicho pin blindadas frente a potenciales enseñanzas que no fuesen de su gusto en el futuro (basta una pregunta: ¿habría sido deseable el pin parental en el pasado frente a la formación del espíritu nacional y las actividades complementarias de la asignatura?)”, plantea Qveremos.

Pero el pin parental no es suficiente, porque “se queda corto mientras solo se vaya a desarrollar en algunas comunidades autónomas y mientras sólo los padres más informados puedan ejercer el veto de acuerdo a sus creencias”.

¿Qué hacer entonces? “Lo más efectivo sería procurar las reformas necesarias en las leyes generales para alcanzar que la legislación de educación establezca con claridad los límites del adoctrinamiento y el ejercicio por los padres de la objeción de conciencia frente a contenidos educativos (curriculares o no). Dos aspectos estos en los que la jurisprudencia ha tenido que frenar al poder”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/784563365/Pin-parental-y-derechos-de-los-padres-para-educar-en-Espana-los-puntos-fuertes-y-los-puntos-debiles.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=784563365&id_boletin=83023609&cod_suscriptor=445331