Tus hijos siempre serán tus hijos

Desde HO insisten, con mucha razón, que hoy, ahora, en este momento, Sánchez y sus socios están adoctrinando a nuestros hijos en las escuelas.

Ya pocos lo niegan, a tal punto se ha llegado: lo reconocen con el mayor descaro del mundo.

Para desgracia de Sánchez, sigues contando con el cariño de tus hijos para no rendirte jamás, y con el PIN Parental para proteger a tus hijos de las garras ideológicas de la inquisición progre.

 

Firma esta campaña para que Casado, Abascal y Arrimadas apoyen de inmediato la implantación del Pin Parental en las comunidades autónomas donde gobiernan.

El Pin Parental será tu mejor aliado para que no consigan colar en la clase de tus hijos ningún contenido ajeno a lo previsto por la Ley Orgánica de Educación, ningún activista usurpador de la función docente, ni ninguna actividad fuera del horario escolar, que tú no conozcas y que no hayas autorizado expresamente.

Por eso odian y quieren censurar a HazteOir.org y la propuesta del PIN Parental… Porque quieren que tus hijos se queden solos en la escuela, sin tu protección, con individuos a sueldo indocumentados, inaccesibles e ilocalizables, para sugerirles todo tipo de pautas de comportamiento y códigos morales ajenos a tu forma de entender la vida.

¿Quieres una prueba del adoctrinamiento del que aún hay políticos, especialmente del PP, que se niegan a reconocer? Mira y comparte el vídeo de una profesora que denuncia adoctrinamiento y tiene que ocultar su identidad por miedo a represalias

 

Pin parental y derechos de los padres para educar en España: los puntos fuertes y los puntos débiles

La Constitución española no recoge lo que decía El ABC del comunismo del soviético Bujarin en 1919, que en su párrafo 79 declaraba “el niño pertenece a la sociedad; […] el derecho de los padres a educar a sus hijos, desde un punto de vista socialista, no tiene fundamento”.

No, la Constitución española dice lo contrario: en su artículo 27.3 reconoce “el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones” (con las de los padres, se entiende).

La legislación y la jurisprudencia española han empezado a tratar estos temas en casos concretos, pero aún queda mucho por hacer, señala el grupo de reflexión Qveremos, una plataforma que defiende “verdad, valor y valores en política”, incluyendo “una educación en libertad, alejada de ideologías”.

A raíz del debate sobre “el pin parental”, que en realidad es un debate sobre el derecho de los padres a que sus hijos reciban cierta formación religiosa y moral (y no la contraria) Qveremos señala cuáles son los puntos fuertes y débiles a favor de los padres.

El contexto español: huir de lo malo yendo a colegios “buenos”

“Desde hace muchos años se han ido introduciendo en los colegios actividades complementarias impartidas por personal no docente que inciden en la formación de aspectos que pueden estar relacionados con las creencias de los padres. Las clases de sexualidad no son fruto de los tiempos actuales, sino que vienen del socialismo de los ochenta. Frente a esto, una parte importante de los disidentes de dicha formación han optado por buscar la elección de centros donde dicha formación no se impartiese o se impartiese de modo suavizado”, explica el análisis de Qveremos. “Se podría decir que muchas familias han apostado, frente a algo que no les gusta, por el “sálvese el que pueda”.

Pero este intento de refugiar a los hijos en colegios “seguros” (concertados, que son un tercio de los colegios en España) en realidad es injusto con muchas familias y niños porque “sólo las élites (sea por medios económicos, sea por nivel de formación o criterio) se sustraen a una formación que consideran nociva”.

Lo que propone Qveremos: “el contenido de la enseñanza debe ser neutral, evitando siempre el adoctrinamiento, y procurando no incidir los contenidos en materias que puedan ser contrarias a las legítimas creencias de los padres”.

¿Qué vemos en las leyes españolas sobre el tema?

La Constitución, en su artículo 27.3, reconoce a los padres como sujetos titulares del derecho a que los hijos reciban una educación acorde a sus creencias.

Qveremos ve que en España “este derecho se ha desarrollado hasta el momento mediante medidas para garantizar asignaturas religiosas, y potenciando mecanismos para facilitar (si bien de forma limitada) la elección de centro. Sin embargo, la legislación no ha llegado a afrontar con seriedad el problema del potencial adoctrinamiento en las escuelas”.

La palabra “adoctrinar” es importante porque hay jurisprudencia: el Tribunal Constitucional, desde una sentencia de 1981 (STC 5/1981), ha declarado que el límite de la libertad docente está en que no llegue a adoctrinar. El Tribunal Constitucional también proscribe el concepto de “ciencia oficial”. Cuando alguien imparte ideología de género en el colegio estaría adoctrinando en esa ideología, y vulneraría el deber de no adoctrinar.

Así, la sentencia STC 5/1981, que tenía como ponente a Francisco Tomás y Valiente (por designación del Partido Socialista; en 1996 sería asesinado por ETA), declaraba:

“La neutralidad ideológica de la enseñanza en los centros escolares PÚBLICOS regulados en la L.O.E.C.E. impone a los docentes que en ellos desempeñan su función una obligación de renuncia a cualquier forma de adoctrinamiento ideológico, que es la única actitud compatible con el respeto a la libertad de las familias que, por decisión libre o forzadas por las circunstancias, no han elegido para sus hijos centros docentes con una orientación ideológica determinada y explícita”.

Además, hay que recordar que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha reconocido un fuerte derecho a la objeción de conciencia de los padres, no ya contra cursos externos de gente externa al colegio (como sería esta charla de transexualidad en un colegio público de Madrid a la que asistió ReL), sino incluso respecto a las materias curriculares que se pretenden impartir a los hijos. El TEDH se pronunció a favor de esta objeción de conciencia en las Sentencias Folgerø contra Noruega, de 29 de junio de 2007 y Zengin contra Turquía, de 9 de octubre de 2007.

“Con mayor razón, si cabe, pueden los padres españoles oponerse a que personas ajenas al profesorado del centro impongan a sus hijos charlas o actividades cuyo propósito no es otro que propagar la agenda ideológica de la izquierda radical”, señala Qveremos.

conmishijosnotemetas

Manifestación en Perú por los derechos de los padres frente a la ideología de género… pero en realidad este derecho contra el adoctrinamiento puede aplicarse a muchas ideologías

¿El pin parental? Sí, pero no es bastante

El pin parental es un mecanismo administrativo para hacer efectivos los derechos de los padres. Un buen invento que no debe ser rechazado, sino acogido en interés de todos. También de las personas de izquierdas que se verían con dicho pin blindadas frente a potenciales enseñanzas que no fuesen de su gusto en el futuro (basta una pregunta: ¿habría sido deseable el pin parental en el pasado frente a la formación del espíritu nacional y las actividades complementarias de la asignatura?)”, plantea Qveremos.

Pero el pin parental no es suficiente, porque “se queda corto mientras solo se vaya a desarrollar en algunas comunidades autónomas y mientras sólo los padres más informados puedan ejercer el veto de acuerdo a sus creencias”.

¿Qué hacer entonces? “Lo más efectivo sería procurar las reformas necesarias en las leyes generales para alcanzar que la legislación de educación establezca con claridad los límites del adoctrinamiento y el ejercicio por los padres de la objeción de conciencia frente a contenidos educativos (curriculares o no). Dos aspectos estos en los que la jurisprudencia ha tenido que frenar al poder”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/784563365/Pin-parental-y-derechos-de-los-padres-para-educar-en-Espana-los-puntos-fuertes-y-los-puntos-debiles.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=784563365&id_boletin=83023609&cod_suscriptor=445331

CONCAPA apoya el PIN parental

Pedro Caballero, presidente de la Concapa (Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos), explica por qué considera que el pin parental, que implantará la Región de Murcia gracias al empeño de Vox (partido más votado en esa comunidad autónoma en las pasadas elecciones generales), es una garantía para del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones. Pincha aquí para conocer a fondo qué es el pin parental y por qué el Gobierno se ha lanzado en tromba contra él.

Campaña LGTB, de Celaá y Pedro Sánchez contra el derecho de las familias al pin parental en Murcia

Las asociaciones LGTB, el presidente Pedro Sánchez, la ministra de Educación y otras figuras de la plana mayor socialista han arremetido en tromba contra la consolidación en Murcia del “pin parental”, es decir, algo tan básico como es el derecho de los padres a saber quién va a dar charlas, y de qué, a sus hijos en el colegio.

Lo dice el artículo 27.3 de la Constitución Española: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”.

En toda España diversas asociaciones familiares, y el partido VOX (52 diputados; 3,6 millones de votos en España, un 15% del total) promueven la normativa conocida como el “pin parental”, que consiste, básicamente, en avisar a los padres con antelación de qué gente externa a los colegios acude a ellos a dar charlas o talleres, y en pedir la aprobación expresa de los padres.

Esa normativa ya se aplica en Murcia, donde los 4 diputados autonómicos de Vox eran imprescindibles al PP para lograr aprobar sus presupuestos. Se da además la circunstancia de que en Murcia (que es una de las regiones más religiosas de España) el partido Vox fue el más votado en las últimas elecciones generales, con 200.000 votos (el 28% de los emitidos), superando al PP (26%) y al PSOE (24%).

Vox puso ese derecho de los padres entre las condiciones para hacer presidente de la comunidad autónoma al popular Fernando López Miras el pasado mes de junio. En agosto, la Consejería murciana de Educación dictó una resolución con las instrucciones a los centros educativos de infantil, primaria, secundaria y bachillerato de cara al curso 2019-2020 que señala que “se dará conocimiento a las familias” de cualquier actividad complementaria “que vaya a ser impartida por personas ajenas al claustro del centro educativo”, de manera que los padres “puedan mostrar su conformidad o disconformidad con la participación de sus hijos menores en dichas actividades”.

Hay gente muy rara dando charlas muy raras en los colegios públicos, y los padres tienen derecho a saberlo; aquí exponemos un caso de Logroño… ¡con el apoyo del gobierno socialista regional!

pin_parental_charlas_menores

Sindicatos de izquierda y partidos de izquierda criticaron esa instrucción e incluso cuestionaron su legalidad, pero hoy por hoy en Murcia se está aplicando: se informa a los padres de quién viene a los colegios de sus hijos y de qué temas van a tratar. Los padres saben lo que hacen unos desconocidos con sus hijos en horario escolar.

Ahora, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el Ministerio de Educación recurrirá ante los tribunales contra este derecho de los padres murcianos. “El Ministerio de Educación recurrirá ante los tribunales la decisión del Gobierno de la Región de Murcia. Seremos firmes”, ha escrito Sánchez en Twitter.

El pin parental no es más que el derecho de los padres a saber quién viene de fuera del colegio a hablar de cosas raras, y sin su aprobación, a sus hijos

pin_parental_psoe

La ministra de educación socialista, Isabel Celaá, ha escrito que este derecho de los padres “vulnera el derecho fundamental y constitucional a ser educado“. Advertía que recurrirá por la vía judicial cualquier iniciativa “dirigida a socavar el derecho a la educación y censurar la actuación de los centros docentes y su profesorado”.

Para la ministra, ese derecho paterno a saber qué hacen con sus hijos en clase vulneraría “la Convención de los Derechos del Niño, la Declaración Universal de los Derechos Humanos o el Memorándum de la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia”, enumera el Ministerio de Educación.

Por su parte, es sintomático un tuit del principal lobby de activismo de ideología LGTB en España, la Federación Estatal LGTB, que ha publicado: “Solicitar el consentimiento a las familias para que elijan la educación que reciben o no lxs menores contraviene el interés superior del menor”.

pin_parental_tuit_felgtb

Es decir, habría que creer que un peculiar lobby externo a los niños conocería “el interés superior de los menores” más que las familias que los engendran, cuidan, aman, mantienen y tratan de educar.

La Constitución Española, en su artículo 27.3, dice que los padres tienen derecho a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral según sus convicciones

constitucion_27_3_derechos_padres

Mientras tanto, en Murcia, la vicepresidenta del Gobierno regional y consejera de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, Isabel Franco (de Ciudadanos, que en las elecciones nacionales obtuvo un 7% de votos en la región, cuatro veces menos que VOX), ha defendido este miércoles “respetar la libertad de los padres para tomar decisiones” sobre los contenidos que reciben sus hijos, aunque eso, dijo, “no significa que haya una fórmula o un modelo concreto”.

La líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, ha defendido que ve “fundamental” la libertad de los padres para “elegir la educación de sus hijos” para poder apoyar los presupuestos regionales. Y ha añadido que no cree que PP y Ciudadanos, “que tanto hablan de libertad”, tengan ningún problema para favorecer el ‘pin parental’ en Madrid, puesto que ‘ya lo aceptan’ en Murcia.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/672186356/Campana-LGTB-de-Celaa-y-Pedro-Sanchez-contra-el-derecho-de-las-familias-al-pin-parental-en-Murcia.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=672186356&id_boletin=253784445&cod_suscriptor=445331

¡Cristina Almeida dando charlas a niños de 8 años! Campaña de firmas

Cristina Almeida, tertuliana de extrema izquierda, está recorriendo los colegios e institutos de Castilla y León.

Con el objetivo de adoctrinar e implantar un pensamiento único sobre niños y adolescentes acerca de la ideología de género.

Es otro caso más en el que no se respeta el derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos.

Por eso pedimos a Agustina García que dimita como Directora Provincial de Educación en Valladolid por vulnerar el art. 27.3 de la Constitución Española:

PUEDES FIRMAR AQUÍ: https://abogadoscristianos.es/charlas-adoctrinamiento-cyl/?utm_source=salesmanago&utm_medium=email&utm_campaign=agustina_cyl&utm_term=emailing1&sm-name=Jorge&sm-properties1=Calandra%20Reula&sm-email=jorgecalandra@gmail.com&smclient=fe60433e-8043-11e8-94f9-0cc47a1254ce

Detén la ley mordaza LGTBI de Cantabria, con graves implicaciones en educación.

El liberticida proyecto de Ley LGTBI de Cantabria reinicia su tramitación en el Parlamento regional.

De nuevo la izquierda radical, de la mano del PSOE, quiere pasar por encima de los derechos fundamentales de todos para imponernos sus leyes ideológicas ¡Basta ya!

Poco les importa que nuestros hijos sean adoctrinados, que se vulnere el derecho de los padres a educarlos en sus valores o que todos seamos sistemáticamente discriminados en favor de unos pocos.

Por favor, pídele a Miguel Ángel Revilla (presidente de Cantabria y del Partido Regionalista), a María José Sáenz de Buruaga (PP) y a Félix Álvarez (Ciudadanos), que se opongan en el Parlamento regional a la ley LGTBI.

TEXTO COMPLETO Y FIRMA EN: https://www.citizengo.org/hazteoir/fm/175273-deten-ley-mordaza-lgtbi-cantabria

Un profesor emite un VOTO particular explicando su NO a la aprobación de la Programación General Anual

Agradecemos el ejemplo de un profesor que ha votado NO a la aprobación de la PGA de su instituto y nos brinda la posibilidad de conocer el voto particular que ha emitido para el claustro.

Se ha basado expresamente en tres aspectos relacionados con las actividades extraescolares y complementarias:

  1. Talleres de afectividad, sexualidad, igualdad de género y similares.

Estos talleres tienen diversos inconvenientes, que pueden deducirse observando sesiones reales. En general, estos talleres no están exentos de una fuerte componente ideológica.

  1. Actividad de “Cine en la enseñanza”.

La discrepancia no es en sí con ir al cine, sino con las películas seleccionadas en el programa. Habitualmente contienen vocabulario soez, violencia abundante, burlas al catolicismo y contenidos sexuales inapropiados. Todo ello en el contexto de un centro educativo.

  1. Falta de información y petición de consentimiento a las familias.

Otro aspecto es el de la falta de información a las familias. Creo que merecen respeto y como consecuencia, merecen ser informadas de las orientaciones de algunas de las acciones del instituto.

Enlace al PDF con el texto completo del voto particular:

Voto Particular NO a PGA para LPE